La soja derrotó al modelo industrial

macri 5

El millonario ex empresario y ex jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, logró lo que pocos imaginaban apenas tres meses atrás: Vencer al peronismo-kirchnerista y alcanzar la presidencia de Argentina en el período 2015-2019. Sustituirá a Cristina Fernández de Kirchner (FPV). Habrá que ver si este triunfo electoral también alcanza a los sectores más concentrados de la economía y del sector financiero global para frenar la instalación alcanzada por el modelo de sustitución de importaciones que se inauguró con la crisis neoliberal de 2001-2002. Ése será, probablemente, uno de los interrogantes mas fuertes que tiene para responder la nueva etapa político, económica, social y cultural que se abre. Macri consiguió esta victoria en un hecho histórico como ha sido el primer balotaje o segunda vuelta de la historia política argentina, en una jornada democrática ejemplar y con una participación superior al 80% de los electores.

Ver los resultados electorales.

El peronismo perdió su tercera elección desde 1983. Ítalo Luder con Raúl Alfonsín en 1983; y Eduardo Duhalde con Fernando De la Rúa en 1999.

Entre los grandes ganadores del domingo 22 de noviembre de 2015, además de la alianza PRO-UCR, figuran el consultor político Jaime Durán Barba, que montó la estrategia de campaña alrededor de la idea de que el 80% de la sociedad no estaba interesada en temas de política y economía; los grupos de medios concentrados como Clarín que apostaron por Macri; el sector aliancista de la UCR; Sergio Massa; el complejo agro-industrial basado en la producción de soja; el capital financiero; y los sectores industriales más concentrados. Esta alianza político-económica logró un fuerte consenso social para alcanzar el gobierno y ahora habrá que ver si puede imponer su programa económico de sesgo neoliberal no explicitado durante la campaña electoral, más allá de algunas definiciones sobre el valor del dólar o el pago de la deuda externa que realizaron algunos de sus referentes económicos.

Un partido político de derecha logra su segunda victoria electoral en Argentina. La anterior fue con la formula Carlos Menem – Eduardo Duhalde en 1995.

cfk 1-b

Del lado de los derrotados hay que ubicar a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la líder del kirchnerismo; Daniel Scioli, que se convierte en un nuevo gobernador de la provincia de Buenos Aires que ve frustrada su intención de llegar a la presidencia de la Nación; el peronismo; los trabajadores formales e informales; y los sectores industriales ligados al mercado interno. La derrota del Frente para la Victoria (FPV) tiene una particularidad: Se produjo en un contexto en el que no hay crisis económica, un elemento que siempre había estado presente en los cambios de ciclo. Esta situación obliga a poner el foco en el factor político, es decir en la conducción de la presidenta, las características personales y políticas del candidato, en el rol del propio peronismo como fuerza de gobierno, y, probablemente, en la incapacidad del oficialismo de percibir un cambio en el perfil de las demandas sociales. También parece haber pesado en esta instancia la falta de construcción colectiva que tuvo el FPV para convertir la oportunidad de la crisis económica neoliberal de 2001-2002 en un proyecto político no oportunista, que entre otros hechos, no tuvo “herederos” con capacidad electoral. Sin duda, esta cuestión será fruto de análisis durante bastante tiempo.

Córdoba se convirtió en el principal bastión macrista: 7 de cada 10 cordobeses optaron por su propuesta.

Macri deberá gobernar con un Congreso en el que no tendrá mayoría propia y justamente en ése ámbito, es donde se pondrá a prueba el perfil del peronismo (Ver: El mapa del Congreso para el nuevo gobierno). Esto es, si lidera un bloque anti-neoliberal o si se pliega a la construcción de un sistema de gobernabilidad con el macrismo y la UCR. El FPV será la primera minoría de la Cámara de Diputados con 98 diputados y Cambiemos la segunda con 85. El Frente Renovador (de Sergio Massa) tendrá 27 representantes, mientras que el peronismo disidente (Rodríguez Saa) y los partidos provinciales reunirán a otros 39 diputados. En Senadores, el FPV contará con un bloque de 40 legisladores.

Tres vertientes peronistas disputarán ahora el liderazgo de esa fuerza hacia el futuro: El amplio espectro de gobernadores del PJ, La Cámpora y el tándem Sergio Massa-José Manuel De la Sota.

Como en tantas otras oportunidades de la historia de nuestro país, el modelo industrialista de sustitución de importaciones encontró su techo, y puso en evidencia los límites de los programas e ideas políticas y económicas de los movimientos nacionales y populares argentinos para encontrar vías de implementación exitosas de este modelo. Justamente, la lucha por la hegemonía entre estos dos modelos -neoliberal basado en la valorización financiera e industrialista- es lo que se abrirá ahora por fuera de los procesos electorales. En ese sentido, es probable que aumente la conflictividad social y sindical y que estos factores pongan en tensión la escenografía política existente, abriendo oportunidades para fuerzas y movimientos socio-políticos más radicalizados o con posturas y programas con algún componente anti-sistémico.

Habrá que ver si el resultado electoral en Argentina marca una tendencia en el resto de Sudamérica, fundamentalmente en Brasil, Uruguay y Venezuela, entre otros países, que han sido gobernados en los últimos doce años por fuerzas políticas progresistas, populistas y de izquierda, según el caso.

scioli prensa 3

Macri lograba su mayor caudal electoral en el territorio de la soja: las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa; y en el distrito financiero y administrativo de la Ciudad de Buenos Aires. También lo acompañó la conservadora región de Cuyo, dado que venció en Mendoza y San Luis, aunque perdió en San Juan; y tuvo un muy buen desempeño en el NOA, donde vencía en La Rioja y Jujuy y hacía una gran elección en Salta. El peronismo ganó en el resto de las provincias del NOA, en el NEA, y en la Patagonia. También obtenía un cómodo triunfo en el tercer cordón del Gran Buenos Aires y parecía encaminarse a uno muy ajustado en el primero con el 80% de los sufragios escrutados.

Ver los resultados electorales.

La mayor parte de los votos que obtuvo Sergio Massa el 25 de octubre convergieron con el frente Cambiemos. Es uno de los factores políticos que determinaron el resultado.

BALOTAJE 2015

Un debate de alto riesgo.

El mercado también tiene voz.

¿Y el peronismo dónde está?

Foster, el helicóptero de De la Rúa, un dilema y una sorpresa.

Qué significa el famoso “fin de ciclo”.

Los indecisos y la barba de Del Caño.

Impresiones, puntos de vista, novedades y tipos del balotaje 2015.

Un debate sobre el rol del periodismo y la elección de Tucumán

Imágenes de “un domingo peronista”. 

Santa Fe y Mendoza consolidan a Macri y desdibujan a Massa

También podes ver más información en el sitio en Facebook.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>