Qué significa el famoso “fin de ciclo”

cfk 1El fin de ciclo puede ser muchas cosas distintas a la vez. Hasta el momento, en el plano político, se trata más de un planteo de marketing electoral que de una realidad. El kirchnerismo como expresión del peronismo no puede continuar tal como lo conocemos porque es un sistema atado al apellido de Néstor Kirchner y Cristina Fernández (Foto) que no construyó herederos directos. Su representación y simbología político, cultural e histórica, en cambio, no puede ser sustituida ni en un escenario de triunfo de Daniel Scioli, ni de Mauricio Macri. Los trasciende, por eso en este punto no hay el famoso fin de ciclo con el que se intenta marcar al 22 de noviembre.

Como modelo económico, el kirchnerismo está atado como lo estuvo antes el Yrigoyenismo entre 1916 y 1930; el peronismo del ’45; el radicalismo de Arturo Humberto Illia en 1963;, y el peronismo de Héctor Cámpora o el del regreso de Juan Domingo Perón en 1973/1974, al precio de los commodities (las materias primas que Argentina vende al mundo). Básicamente, la extracción de la renta agraria les permitió con mayor o menor profundidad según el caso o el momento histórico, el desarrollo de un modelo sustitutivo de importaciones. Cuando el diferencial adelgaza, desaparece el superávit de la balanza comercial y se inicia un ciclo de disputa por el ingreso que se ha cerrado antes con golpes de Estado (1930, 1955, 1966 y 1976) o de mercado (1989). Gane Scioli o gane Macri, en principio, con los precios internacionales actuales de las materias primas, el país estará parado en esa geografía conflictiva. Entonces, en economía sí hay un fin de ciclo, pero atenuado. Porque a diferencia de otros momentos de la historia económica del país los precios de las materias primas no se van a desplomar, pero a su vez no van a crecer a los niveles de hace tres o cuatro años. Para tener una idea: En 2012 la soja tocó los 650 dólares la tonelada y para la cosecha 2015/2015 rondaría apenas los 350. En el corto plazo es un condicionante.

La primera foto que define el balotaje será el modo de encarar esa realidad, si con ajustes graduales y limitados (Scioli) o con un ajuste salvaje (Macri). Pero no necesariamente va a ocurrir ni una ni otra cosa, porque nadie entrega sin resistirse aquello que consiguió.

La primera foto que define el balotaje será el modo de encarar esa realidad, si con ajustes graduales y limitados (Scioli) o con un ajuste salvaje (Macri). Pero no necesariamente va a ocurrir ni una ni otra cosa, porque nadie entrega sin resistirse aquello que consiguió.

balotaje 2015-1

< DANIEL SCIOLI Y MAURICIO MACRI.

Argentina cambió con la crisis de la Convertibilidad de 2001 y 2002, que derivó en el cierre del ciclo neoliberal que predominó desde la dictadura de 1976. La derrota del modelo de valorización financiera permitió la reimposición de un modelo industrialista y de recuperación del trabajo y la burguesía asociada, aunque en este último plano no se parezca exactamente a otros períodos históricos. Esta reinstalación no es completa, ni profunda, lo que abrió en esta instancia de crisis de los valores de las materias primas una huella por donde crecieron otras opciones políticas y económicas. Pero su representación política en estos doce años fue el peronismo-kirchnerista y lo será, esencialmente, en cuanto su impronta político-cultural hacia adelante. Alrededor de cuatro de cada diez argentinos votaron a esa expresión el 25 de octubre, y será un reservorio de esa acumulación socio-política y económica hacia el futuro. Lo que varió respecto del período 2003-2013 es que la aparición de un sector peronista con capacidad electoral como el liderado por Sergio Massa, José Manuel De la Sota, y Roberto Lavagna tironeó a esta formación hacia la centro-derecha política, pero sin abrevar aún en el pensamiento neoliberal, y dividió al espacio justicialista. A esto se suma la conformación de una expresión de centro-derecha política y económica, neoliberal, como la que representa Mauricio Macri, que luego de la muerte del fiscal Nismann en enero de este año y su alianza territorial con la UCR, alcanzó representación de masas.

Así, lo que parece encontrar un techo es el ciclo de predominio del modelo económico de sustitución de importaciones y su sistema político relacionado. Pero como ocurre cuando un tiempo de hegemonía o control culmina, el que se abre es un tiempo o etapa diferente, donde gana lugar la disputa o conflicto político y económico, que en este caso estará marcado por la inestable situación de la economía mundial.

BALOTAJE 2015

Los indecisos y la barba de Del Caño.

Impresiones, puntos de vista, novedades y tipos del balotaje 2015.

Un debate sobre el rol del periodismo y la elección de Tucumán

Imágenes de “un domingo peronista”. 

Santa Fe y Mendoza consolidan a Macri y desdibujan a Massa

También podes ver más información en el sitio en Facebook.

4 comentarios de “Qué significa el famoso “fin de ciclo”

  1. Pingback: Los indecisos y la barba de Del Caño | FG.

  2. Pingback: Foster, el helicóptero de De la Rúa, un dilema y una sorpresa | FG.

  3. Pingback: ¿Y el peronismo dónde está? | FG.

  4. Pingback: Un debate de alto riesgo | FG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>