Un debate sobre el rol del periodismo y la elección de Tucumán

TV-01-2015La siguiente columna es una reflexión en respuesta a otra efectuada por el colega Sergio Carreras en el diario La Voz del Interior, titulada La bronca no será televisada. Sergio señala entre otros puntos que “(…) El panorama de pluralismo que iba a alumbrar la llamada Ley de Medios no sólo no se ha concretado: en los medios audiovisuales las pantallas se han partidizado”. También afirma que “(…) Un triunfo del kirchnerismo ha sido colocar a la prensa en el centro de un debate, atacarla y conseguir que muchos periodistas respondan como bustos vociferantes”. Aquí se puede leer la columna completa.

A continuación lo que escribí para debatir sobre este tema. Aclaro que tiene algunos agregados respecto de la versión de Facebook:

Querido Sergio, en primer lugar no coincido en nada con tu planteo, pero como soy un convencido que el debate nos ayuda a enriquecer nuestros puntos de vista decidí responder a tu columna.

Para mí el planteo es otro: La Ley de Medios Audiovisuales es correcta. No puede haber posiciones dominantes desde la estructura de propiedad de los medios, dado que la barrera de acceso a nuevos medios (voces) sería en consecuencia demasiado alta. Los grandes conglomerados actúan como aspiradoras de los recursos existentes, secándolos para el resto. Sin esta regulación, sin estas limitaciones que impone la Ley, la aparición de nuevas voces sería casi imposible, porque el primer paso es poder existir y tener cierta viabilidad económica. Es simple Sergio, donde hay un león no se acerca ningún gato. Pero la sola existencia de la Ley no garantiza por si sola que esas voces sean suficientemente potentes, porque cada una de las que aparezcan requiere de construir sus audiencias. Sólo en la plenitud de ese doble canal podremos afirmar que hay voces múltiples con capacidad de influir o cumplir su rol de modo adecuado. Pero sin la desmonopolización (como concepto), es imposible la realización de ese segundo canal. Por eso, la Ley de Medios Audiovisuales es un gran avance. Pero se requieren otros, como una Ley de Acceso a la Información Pública u otra de distribución de la pauta oficial. Todos los gobiernos argentinos, desde el último pueblo hasta la Casa Rosada impiden el acceso a la información pública o intentan hacerlo, y distribuyen discrecionalmente los fondos que tienen para publicidad. Pero un tema no tapa otro. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner sostiene su disputa política con la pauta oficial, como la sostiene José Manuel De la Sota, Mauricio Macri o Ramón Mestre (h) y por lo cual en un lado se benefician unos, y en otros, otros.

La Ley de Medios Audiovisuales es un gran avance. Pero se requieren otros, como una Ley de Acceso a la Información Pública u otra de distribución de la pauta oficial.

Pero para el caso tucumano no vale la Ley de Medios… NO la cubren los medios oficialistas y SÍ los medios opositores porque forma parte de un enfrentamiento político y económico. Los llamamos medios porque tienen la forma y estructura de medio, pero ya no lo son, o son de un nuevo tipo: Hacen comunicación, no periodismo. Como aún no ha podido ser condicionada la política económica del gobierno, hay sectores y grupos económicos que juegan sus cartas en el territorio de la desestabilización. De acá a octubre vamos a tener unas cuantas discusiones y operaciones de este tipo. No hubo fraude en Tucumán, pero para algunos sí hubo fraude. Entonces, si tuviera que decir la verdad, el Canal TN debería haber dicho que no hubo fraude, pero como es un medio opositor reprodujo la versión del fraude detrás de “la bronca”. Como no creo que sean ignorantes o que no les queden periodistas que hayan cubierto elecciones, al menos desde 1983, considero que fue comunicación, no cobertura. Incidentes no es igual a fraude. Es escandaloso que quemen una sola urna, pero eso por si solo no es no configura fraude, sobre todo cuando se trata de una cantidad pequeña en relación al total (42 sobre más de 3.500). Fraude es alterar el resultado real o impedir que los ciudadanos se expresen como sucedía antes de la sanción de la llamada Ley Sáenz Peña en 1912, que establecía el sufragio universal, secreto y obligatorio. Quemar una urna es impedirlo, pero para que sea fraude debe tener una proporción mayor. En tres de los pueblos donde sucedió se requiere efectuar elecciones complementarias porque en esos lugares sí se impidió que se exprese la voluntad popular. Pero su efecto no es igual para la provincia. Y si el Canal TN sigue creyendo que en Tucumán hubo fraude, en todo caso sería la primera vez en la historia que alguien gana la intendencia de las principales ciudades en el mismo acto electoral SIN fraude, pero pierde los comicios provinciales CON fraude. Es como la historia de la Vaca de los Les Luthiers: “Tiene cuatro patas y está toda cubierta de cuero”. Es decir, el Canal TN cubrió en directo porque COMUNICÓ una acción, no la cubrió periodísticamente. Y los medios oficialistas no multiplicaron una expresión opositora porque COMUNICAN otra cosa. Esa es la cruel lógica de las maquinas de comunicación cuyo alimento es la VERDAD.

tv-02-2015Entonces, ¿por qué no hubo cobertura periodística? Porque han desaparecido los medios periodísticos o queda muy poco de ellos. Sus dueños y generales los han sacrificado en el altar de un enfrentamiento donde están en juego intereses económicos propios y de los sectores a los que representan. Por eso, este debate me hace acordar a la época en que decíamos que los equipos argentinos eran los mejores del mundo sin jugar contra los otros, creíamos eso hasta que Checoslovaquia nos devolvió a la realidad con un 6 a 1 en el Mundial de Suecia del ’58. Fue fortuito, pudo ser Camerún en lugar de los checos, pero sucedió. Acá pasa algo parecido, todos éramos “buenísimos” hasta que el kirchnerismo puso en evidencia en 2009 la lógica extorsiva de muchos de los sistemas de medios. Fue un tema de poder, pero saltó a la cancha porque la crisis del campo obligó a los jugadores a jugar el partido. Todavía estamos en medio de esa batalla.

Entonces, ¿por qué no hubo cobertura periodística de la elección en Tucumán y las protestas que le siguieron? Porque han desaparecido los medios periodísticos o queda muy poco de ellos.

Nicolás Maquiavelo describió la lógica del poder hace casi 500 años, en su archiconocido trabajo El Príncipe. Su enseñanza básica era que el Príncipe (con el título que se quiera, presidente, gobernador, intendente…) siempre quiere todo el poder. El nacimiento de la República, en Francia, a fines del Siglo XVIII, creó la división de poderes para controlar al Príncipe. Los medios periodísticos también tienen ese rol: controlar al Príncipe, pero no como un partido político, sino siendo vehículos del debate social y publicando la verdad. En lo esencial, esto no ha cambiado, sólo la globalización descoloca a los actores nacionales, porque está naciendo un emperador como sustituto de los príncipes nacionales, y en consecuencia muchos problemas no se pueden resolver en la cercanía. Quizá las dos evoluciones más sustantivas en nuestra materia, son que la libertad de expresión y el derecho a ser informados de los ciudadanos son derechos que deben reconocer los Estados Nacionales y de los cuales nosotros, los periodistas, somos vehículos, mediadores, etc.; y que hay grupos económicos multinacionales que actúan como Príncipes. Lamentablemente, los medios periodísticos y la mayor parte de nosotros, los periodistas, hemos perdido el foco y nos hemos alejado del rol de controlar al Príncipe y de cumplir nuestra parte respecto de los dos derechos señalados. Cuando lo recuperemos, volverá la información plural, diversa y perderán espacio muchas de las expresiones comunicacionales que observamos actualmente -tanto estatales como privadas-.

* Las imagenes son ilustrativas y tomadas de la Web.

5 comentarios de “Un debate sobre el rol del periodismo y la elección de Tucumán

  1. Pingback: Impresiones, puntos de vista, novedades y tips del Balotaje 2015 | FG.

  2. Pingback: Qué significa el famoso “fin de ciclo” | FG.

  3. Pingback: ¿Y el peronismo dónde está? | FG.

  4. Pingback: Un debate de alto riesgo | FG.

  5. Pingback: La soja derrotó al modelo industrial | FG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>